Cincuenta Sombras de Grey... en el Club de Lectura.

-->




Algo debe tener esta novela que ha conseguido cautivar a millones de personas en todo el mundo.

Y me siento un poco fuera de lugar, porque ella y yo no hemos tenido una sintonía tan armoniosa como para ser una de mis novelas preferidas.

Claro está, que esto ocurre con todo prácticamente en la vida, así que esto que escribo a partir de ahora es mi opinión personal.

Me ha parecido algo flojucha a nivel literario, era como si estuviera leyendo uno de esos textos escritos por las lectoras de Vale o SuperPop narrando lo de “...aquel chico tan simpático que había conocido en la disco y que era el novio de su mejor amiga y que ella, en un principio, no iba a meterse por medio, pero fijatetú, que un día de pedo y tal, pasó y estoy superarrepentida...” (no se si me estoy explicando...)

Confieso, que la historia de Ana y Christian (los protas) es interesante y casi-casi adictiva, atrapándote durante toda la novela mientras te preguntas como va a acabar todo.

Y si. Los dos primeros pasajes subidos de tono consiguen sonrojarte las mejillas tal y como esperaba la autora, pero al séptimo polvo estas harta de que vayan retozando a la mínima de cambio, porque lo que quieres saber DE VERDAD, es como va a terminar la historia de una puñetera vez.

Cuando llevaba leídas las tres cuartas partes del libro, cada vez que leía cualquier tiempo del verbo “Gemir” tenía ganas de gritar de desesperación y entornaba los ojos con desprecio... Ups... con el permiso del Sr. Grey, por supuesto... (este chascarrillo puñetero lo entenderá perfectamente quien haya leído el libro)

El papel que Grey desea que Ana juegue en su vida es el de sumisa en sus juegos sexuales, incitándole además a que firme un contrato. Esto conseguía revolverme el estómago de pura rebelión... pero supongo, que también era la finalidad de E.J. James cuando lo escribió.

Es curioso que una novela de este tipo cause tanto revuelo, porque las papelerías de barrio tienen en la colección Harlequín textos similares, aunque alabo profundamente el éxito de esta, consiguiendo que incluso dos compañías cinematográficas se peleen por los derechos de la peli.

Por lo que he estado viendo, Alexis Bledel (una de Las Chicas Gilmore, serie que me encantó...) daría vida a Ana y sinceramente, a mi gusto encaja perfectamente en el papel.


Respecto a lo del revuelo con esta novela, hay mujeres, incluso, que aseguran que su vida sexual ha cambiado drásticamente a mejor. Si ha sido así, me alegro enormemente que un libro que se describe como ciencia ficción consiga ese objetivo. La literatura siempre es buena para dar pinceladas a cualquier cosa que sea positiva y si Cincuenta Sombras de Grey lo ha conseguido, solo por eso merece la pena comprarlo (este o cualquier otro libro que suba la lívido)

En mi caso, prefiero hacerme con un set de velas aromáticas, una botella de cava, bombones y algún detalle para amenizar la velada.

Me quedarían los dos libros restantes para completar la trilogía, pero todas las lectoras (siento no haber encontrado ningún chico cercano que lo haya leído) me han dicho que flojea, por lo que, a día de hoy, no me entusiasma demasiado comenzar con Cincuenta Sombras más oscuras aunque en la tercera entrega me asegure el título que se liberan.

Sea como sea... siempre es sano leer, e incluso en este caso compartirlo en pareja... así que decidas lo que decidas... ¡Feliz Lectura!

1 comentario:

Cristina273 dijo...

a mí me encanta leer, pero como aún este libro no ha llegado a la biblio de mi universidad pues no lo he leído. Cierto es que cuando llegue lo leeré pero me parece a mí que es como las "afamadas" historias de Federico Moccia, para adolescentes.
Aprovecho para comentar aquí mis libros favoritos, como Lo que el viento se llevó, Luces de bohemia, El señor de las tinieblas, La historia interminable, El exorcista... y así me puedo pasar toda la tarde, los clásicos me chiflan. Muchos besos.

http://elneceserdecris.blogspot.com.es/